White Hat SEO y Black Hat SEO ¿Ángel o demonio?

By July 27, 2016 SEO No Comments

Ángel y demonio, blanco y negro, bien y mal… podríamos estar así hasta enumerar una larga lista de polos opuestos que se traduzcan en buenas o malas prácticas. Porque para entendernos, si existe una diferencia entre el White Hat SEO y el Black Hat SEO, esta radica en lo que es aconsejable y ético frente a lo que no es aconsejable ni ético. Tú decides ¿ángel o demonio? Ok que ser malo siempre es más divertido, pero tiene sus consecuencias. Papá Google está ahí para controlarlo, y créenos que sus castigos son duros. Así que mejor portarse bien.

Empecemos por el lado bueno. El White Hat SEO consiste en una serie de técnicas de posicionamiento cuyo objetivo es hacer más relevante una página web para los buscadores, siempre cumpliendo con las  directrices de los motores de búsqueda a la hora de posicionar una web. Pero ¿qué tengo que tener en cuenta a la hora de implementar estas buenas prácticas?, pues buena pregunta. Presta especial atención a los contenidos, buscando resolver dudas y generar contenido propio. Estructura bien las páginas de tu web y utiliza un diseño atractivo y adaptado a cualquier dispositivo. Ya sabes que desde la primavera del año pasado Google penaliza a las webs que no tienen un diseño responsive.

Y ahora vayamos a por el lado malo. El Black Hat SEO, muy al contrario que su hermano bueno, se basa en hacer trampas para conseguir mejorar el posicionamiento web. De manera que contradice las directrices de Google y emplea técnicas poco éticas y archiconocidas como el spam y el cloaking, entre otras. Todas ellas duramente castigadas por Google, que puede sancionarte con una penalización en el page rank en el mejor de los casos y hasta hacer desaparecer tu web totalmente del buscador. Quien avisa no es traidor, así que toma nota y conciénciate de que las prácticas de Black Hat SEO pueden salirte muy pero que muy caras.

Prácticas White Hat SEO

White Hat SEO

Aunque las sabes de sobra, no está mal repasarlas para que no se te olvide ninguna. Cuantas más buenas prácticas implementes en tu estrategia SEO, mucho mejor. Ten en cuenta que para Google todo puntúa. Y teniendo en cuenta la competencia feroz que existe actualmente en Internet, cuantos más puntos consigas mucho mejor. Así que recopilemos al menos las técnicas básicas de White Hat SEO:

El contenido es el rey:

Una frase que se ha convertido en un cliché del marketing digital. Pero que por otra parte es la piedra filosofal del SEO. Aunque no sirve cualquier contenido. Si te molestas en generar contenido, mejor que dediques un poco de tiempo a ofrecer un mínimo de calidad. Y cuando hablamos de calidad estamos hablando de: información útil, que aporte valor y este basada en fuentes creíbles. De eso dependerá tu credibilidad, y las visitas a tu web y/o blog, que a la vez Google tiene en cuenta para posicionarte más alto en el ranking.

Link building:

Como sabes, a parte de la relevancia, es muy importante que cuides la autoridad de tu web, que depende de que otras webs te enlacen. Y ahora viene la pregunta del millón: ¿cómo consigo que me enlacen? Pues esta pregunta da para otro post, así que apuntada en nuestra planificación de contenidos queda. Pero a grandes rasgos, preocúpate por generar contenido de calidad y enlaza a otras webs y blogs en tus artículos. No te pierdas este post del blog de Luismvillanueva sobre las técnicas de link building que usan los profesionales.

Etiquetas:

Utiliza H2 para subtitulares, meta etiquetas como meta descripción y meta keywords, entre muchas otras. Etiquetas Alt para imágenes, y todas las etiquetas que puedas aprovechar. Eso sí, sin hacer trampas.

Keywords:

Un básico de los básicos, pero que hay que saber utilizar para no caer en técnicas Black Hat SEO sin saberlo. Nuestra recomendación: empieza por hacer un brainstorgming de palabras clave por las que crees que te puede buscar tu público objetivo y ve un paso más allá. Utiliza herramientas como Google Keyword Planner Tool para encontrar más palabras clave. Y sobre todo recuerda: la búsqueda e implementación de palabras clave es un proceso continuo.

Prácticas Black Hat SEO

White Hat SEO

Aunque no es nuestra intención instruir a nadie en las prácticas Black Hat SEO, no está de más hablar sobre las más utilizadas. Para que al menos, si estás llevando a cabo alguna de ellas sin intención maléfica alguna, puedas rectificar a tiempo. Entre las más comunes encontramos:

Keywords Stuffing:

Utilizar la palabra clave por la que te quieres posicionar en absolutamente todos los espacios etiquetables. Google puntúa la naturalidad y cuando el ratio de keywords excede cierto límite lo detecta. ¡No intentes engañarlos!

Spinear:

O lo que es lo mismo, copiar textos y modificarlos a través de herramientas automáticas. ¿Pero eso existe? Te preguntarás, pues sí. Existen herramientas que modifican textos automáticamente utilizando sinónimos. Pero no seremos nosotros quien te las facilite. Si estás pensando en usarlas, al menos dedica tiempo a encontrarlas.

Copiar textualmente:

Como en cuestión de colores, hay gusto para todo. Y hay quien ni si quiera se preocupa en spinear textos, no. ¿Para qué spinear cuando se puede copiar?

Comentarios Spam:

Otra técnica muy habitual es dejar comentarios spam en blogs de terceros dejando un link a un blog para hacerse promoción. No se puede tener peor mal gusto…

Hoy hemos hablado de White Hat SEO y Black Hat SEO, pero no perdamos de vista a su homónimo para nuestras amadas aplicaciones móviles: el White & Back ASO del que hablaremos en próximos posts. Existen muchas otras técnicas, tanto buenas como malas. Sin embargo hoy hemos hablado de las técnicas más básicas y habituales. Si eres un ángel cuéntanos tus buenas prácticas de White Hat SEO, y si eres un demonio puedes contarnos las malas. Ya cada uno decidirá si merece la pena arriesgarse al castigo que puede venir después. Y tú ¿de qué lado estás? 😆

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.