Web móvil VS web responsive. ¿O mejor una app? 

By October 21, 2016 Mobile Marketing No Comments

La web móvil es el presente y el futuro, de eso no cabe duda. Solo hay que consultar los datos de penetración de smartphones para darse cuenta de ello. Tal y como arrojan los resultados presentados en el VIII estudio de Mobile Marketing elaborado por IAB Spain, la penetración móvil entre los usuarios de 16 y 65 años alcanza un 94%, lo que representa una población de 21 millones y medio de individuos. ¡He aquí la madre del cordero! La cuestión de las cuestiones y el motivo por el que es tan importante desarrollar una web móvil.

Ya casi hace dos años que Google anunciaba la actualización en sus algoritmos de búsqueda para móviles en la que las páginas web adaptadas a dispositivos móviles tienen más peso para ser mostradas como contenido de mejor calidad y más relevante frente a las que no están adaptadas. Muchas empresas reaccionaron a este ultimátum. Sin embargo, todavía existen empresas que no abren los ojos ante esta realidad. Con los problemas que ello supone para competir en el entorno online.

Y es que desperdiciar las oportunidades que nos ofrece una web móvil es un pecado capital. ¡Sacrilegio! Sí, una auténtica locura. ¿A quién en su sano juicio se le ocurre obviar a cientos de miles de clientes potenciales? Pues inexplicablemente, a muchas empresas. ¿Cuánta veces has visitado una web a través de tu Smartphone o Tablet y has salido corriendo porque no podías ver ni leer absolutamente nada? ¡No! mejor no me lo digas que es viernes y no me apetece que me fastidien el día. De acuerdo que uno no se pueda permitir la inversión que supone desarrollar una web especialmente diseñada para cada tamaño de pantalla o dispositivo móvil. Pero de verdad, desarrollar una web responsive no supone una gran inversión.

Diferencias entre web móvil y web responsive

web móvil

1. Coste económico

Como ya hemos comentado, una de las diferencias radica en el coste de una u otra modalidad. Y es que desarrollar una web responsive es mucho más económico que desarrollar un diseño específico para cada tamaño de pantalla, por motivos obvios. Mientras una web responsive consiste en una sola versión de la página web que adapta los contenidos a diferentes tamaños, una web móvil es una web completamente aparte de la original. Sin embargo, la web móvil ofrece una experiencia de usuario mejorada, similar a la que ofrece una app. Es decir, mucho más satisfactoria y sencilla.

2. Contenido

En los sitios web tradicionales la profundidad es la que manda. De modo que las web responsive, al tratarse de simples adaptaciones, arrastran este peso de contenidos. Por eso, a la hora de desarrollar una web responsive, es muy importante centrarse en ofrecer los contenidos necesarios a nivel informativo, técnico y funcional sin que la experiencia de usuario en el móvil resulte demasiado farragosa y complicada de gestionar.

Por el contrario, una web móvil ofrece un contenido más específico con el objetivo de cumplir con las expectativas del usuario, que en la mayoría de los casos busca un acceso rápido. Las limitaciones de espacio influyen en la estructura y disposición de la información, de manera que el contenido debe ser riguroso, claro y accesible.

3. Diseño y ergonomía

Aunque una web responsive tiene el objetivo de ser accesible en dispositivos móviles, en realidad el core estructural surge del sitio web tradicional. De modo que estamos ante una adaptación del diseño de un tamaño de pantalla de ordenador a una de móvil. Así que hay que tenerlo en cuenta a la hora de definir una estructura y diseño que se adapte lo mejor posible a ambas opciones. Mientras que una web para móviles está pensada para acceder desde el smartphone o tablet, con una pantalla más pequeña y navegación táctil.

Estas diferencias implican que la ergonomía debe adaptarse al teléfono y el formato tablet con el fin de permitir al usuario navegar a través de las páginas web para móviles con facilidad.

Diferencias entre web móvil y app móvil

web móvil

Como en el caso anterior, el coste económico es una de las diferencias entre estas dos opciones. Un coste económico que vendrá determinado por las siguientes diferencias:

1. Descarga

Mientras que la web móvil no necesita descargarse y se puede acceder a ella desde cualquier dispositivo móvil haciendo una búsqueda a través de buscadores, la app móvil requiere que el usuario la descargue. Esta necesidad de descarga implica la necesidad de contratar los servicios de los distribuidores de app, las famosas App Store. Y además, tal vez no es suficiente una plataforma, sino que debas estar en varias (Google Play para dispositivos Android y Apple Store para Mac).

2. Compatibilidades

La web móvil tiene la ventaja de que es compatible con cualquier dispositivo, siempre que esté bien desarrollada. Por el contrario, una app precisa un desarrollo y diseño distinto en función del dispositivo. Además también interviene un factor de esfuerzo del usuario, ya que mientras las web móviles se actualizan automáticamente sin necesitar una acción específica del usuario, las app necesitan que el usuario descargue actualizaciones para que funcionen las mejoras implementadas.

3. Accesibilidad, capacidad y rendimiento

La accesibilidad, capacidad y rendimiento son los grandes valores de una app. Su programación y diseño están especialmente desarrollados para que la constante interacción del usuario con las distintas funcionalidades ofrezca una experiencia de usuario óptima, en la que la accesibilidad y rapidez brillen por sí solas.  Sin embargo, la web móvil es más limitada en cuanto a velocidad de carga.

Qué es mejor para tu empresa: ¿Web móvil, responsive o app?

web móvil

Si buscas una respuesta concreta, no te puedo ayudar. Y es que la mejor opción puede variar mucho entre un proyecto u otro. En función del tipo de empresa, presupuesto, recursos y expectativas, la mejor opción será una u otra. Antes de nada respóndeme, ¿cuál es el objetivo de tu web? ¿para que la van a utilizar tus clientes? No es lo mismo una web corporativa en la que presentas tu proyecto, servicios e idiosincrasia de tu negocio que una eshop con funcionalidades de gamificación. ¿Me explico?

Si el fin de tu web es informar de tus servicios y el presupuesto que tienes es limitado, lo mejor será que optes por  una web responsive. Sin embargo, si aparte de ese objetivo informativo, necesitas vender muchos productos a través de tu web, o implementar dinámicas de juego y demás funcionalidades en las que se requiere un alto grado de interacción del usuario, es mejor que elijas entre web móvil o app. Claro que la diferencia entre ambas está en el presupuesto. De modo que además de los objetivos y funcionalidades, deberás tener en cuenta los recursos de los que dispones tanto para el desarrollo como para el mantenimiento y actualización. Como sabes una app es más cara, y no solo por su desarrollo y distribución en las App Sotre, sino también por los costes que supone mantenerla y mejorarla.

Al final, lo que buscamos es ofrecer al usuario una experiencia de uso satisfactoria. Facilitarle la navegabilidad y accesibilidad para que encuentre lo que está buscando de manera fácil y sencilla. Entonces, ¿en qué tipo de sitio estás pensando? ¿cuál crees que es la mejor opción para tu proyecto o empresa? ¡Cuéntanos!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.