Todo lo que siempre quisiste saber sobre Inbound Marketing (1/2)

Inbound Marketing. Marketing de atracción

A veces da vergüenza preguntar a grandes gurús de esto del marketing online sobre conceptos que, para ellos, son híper-mega-conocidos-por-todo-el-mundo.

Pero como aquí en E-Growing nos gusta que las cosas queden híper-mega-claras, hoy vamos a hablar de un tema del que seguro has escuchado hablar en más de una ocasión y del que, sin embargo, te has quedado con un montón de dudas en la cabeza. ¿Qué será, será…?

¡Tachán! ¡Inbound Marketing!

¿Qué es esto de Inbound Marketing? Una primera aproximación

Podemos definir Inbound Marketing como:

  • Marketing de atracción
  • Marketing de entrada
  • Marketing para atraer a un cliente de forma no intrusiva

Pero a mí, la definición que más me gusta es la que da Hub Spot, una empresa muy, muy, famosa en este campo del Inbound Marketing, ya que fueron ellos los que crearon el concepto (en 2006):

¡Eso es marketing que enamora a la gente!

Todas ellas poseen una nota en común: conciben el Inbound Marketing como una forma de dar a conocer los productos y servicios que dista mucho del paradigma que se venía siguiendo hasta ahora, del llamado marketing tradicional (o, por contraposición, Outbound Marketing). Una manera de hacer marketing en la que los mensajes, que nos interrumpían constantemente, estaban únicamente enfocados a la búsqueda de clientes para ofrecerles determinados bienes o servicios.

Ahora, con el uso de las nuevas tecnologías, pobre anunciante que trate de colarnos un spot en un vídeo que estamos viendo en YouTube. Más vale que sea bueno porque, si no, lo odiaremos con todas nuestras fuerzas. ¿O no? 😉

Inbound Marketing Vs. Marketing tradicional

Para fijar ideas, quedémonos con el siguiente resumen.

En el marketing tradicional, viejo marketing, Outbound Marketing o como queramos llamarle:

  • Se buscan clientes para ofrecerles productos o servicios.
  • La interrupción se realiza de forma continua.
  • La comunicación entre anunciante y receptor de los mensajes es unidireccional.

Mientras, que en el Inbound Marketing, asistimos a una evolución:

  • No se buscan clientes. Se intenta que ellos nos encuentren.
  • Por tanto, la interrupción no es posible. ¡Punto a favor!
  • El usuario puede interactuar libremente, opinar, criticar… La comunicación se vuelve bidireccional. People have the power!

El contenido: clave del Inbound Marketing

El secreto del Inbound Marketing no está en la masa, sino en el contenido. 😉

El contenido ha de resultar interesante a los ojos de los públicos de una marca o empresa. Esa es la única forma de conseguir atraerles. De ahí que debamos conocer muy bien cómo son, cómo actúan, qué sienten, qué les define. No es lo mismo ser una marca de bebidas dirigidas a jóvenes que una de bolsos enfocados a personas de más edad.

Para ello, hemos de seguir los 4 pasos del Inbound Marketing o de la Metodología Inbound:

Metodología Inbound Marketing

  1. Atraer: lograr que personas desconocidas visiten nuestra web.
  2. Convertir a esos visitantes en contactos, en leads.
  3. Cerrar el trato: conseguir que los leads se conviertan en clientes.
  4. Deleitar: que nuestros clientes repitan la experiencia y, el más difícil todavía, se conviertan en prescriptores de nuestra marca.

¡Bah! Esto está chupao, ¿no? 😉

Algunas consideraciones antes de meternos en faena

Antes de meternos de lleno en los pasos del Inbound Marketing, conviene establecer ciertas consideraciones. 😉

Como todo en la vida, esto del Inbound Marketing requiere de una constancia y un tiempo: no vamos a ver resultados de hoy para mañana, pero no por ello hemos de flaquear ante las adversidades. Así que, calma y paciencia. Ya sabes eso que cantaba Serrat de “Se hace camino al andar”, ¿no? 😉

Esta nueva forma de hacer marketing persigue meterse en la mente de los consumidores para así proporcionarles el contenido más afín a su manera de pensar. Dicho así suena un poco oscuro, con tintes de conspiración. 😉 Pero es la única forma de conectar realmente con ellos y que piensen en nosotros a la hora de recomendar un producto o un servicio.

Una vez dicho esto, ¿nos ponemos el delantal y vamos a conocer los ingredientes y los pasos a seguir en esta receta de Inbound Marketing? Nos chuparemos los dedos, te lo aseguro 😉

Pasos a seguir en una estrategia de Inbound Marketing

1. Atraer visitantes 

Como marcas, ¿qué herramientas podemos usar para llevar tráfico a nuestro terreno? Un, dos, tres, responda otra vez:

  • Blog
  • Redes sociales
  • SEO
  • Web

Blog

¿No hemos dicho que la clave del Inbound Marketing reside en el contenido? Entonces todo debe comenzar en un blog. 😉 Este es nuestro punto de partida, sin el cual nada de lo que estamos hablando sería posible.

Este blog debe basarse en contenido útil para el usuario, que hable con él y responda sus dudas. Y si ya se realiza con un toque de humor y/o sentimiento (siempre que sea posible, claro está, en función del sector en el que nos movamos), mucho mejor. Porque vamos a necesitar diferenciarnos para no ser igual que los cientos de millones de bitácoras que circulan por Internet.

Redes sociales

Si no estás en las redes sociales, prácticamente no existes. Pero…, ¡ojo! No hay que estar en todas, o nos volveríamos locos. Tienes que decidir en cuáles vas a tener presencia, en función de dónde esté tu público objetivo, su tasa de utilización o el personal a tu disposición, claro está. O sea, ten clara tu estrategia de Social Media antes de ponerte a publicar sin ton ni son. 

Son la cara de presentación de una empresa, la forma más directa de relacionarnos con nuestros usuarios. Y, además, aportan ese toque humano que toda marca necesita. Porque nos gusta saber que, detrás de una gran empresa existen personas con sus corazoncitos y sus preocupaciones, como tú y como yo. Y eso, une mucho. 😉

SEO

¡Hombre! ¡Ya apareció el SEO! Estas siglas mágicas que son el terror y la oportunidad de todas las webs no podían faltar en este cóctel de factores del Inbound Marketing. 😉

Porque, que levante la mano quién no utiliza Google para realizar una búsqueda de algo que quiere comprar o un servicio que desea contratar. Por cierto, permíteme un minuto, que voy a buscar spas baratos en Barcelona: me apetece un rato de desconexión… 😉

Así que, si tener un blog y presencia en redes sociales es importante, aparecer en los resultados de búsqueda bien posicionados, es el súmmum. 😉

Los caminos del SEO son inescrutables en ciertos aspectos, pero lo que sí es cierto es que para mejorar el posicionamiento de nuestra web / blog podemos:

  • Escoger keywords relevantes y crear contenido con ellas
  • Optimizar las páginas de nuestro site
  • Incluir enlaces entre posts de nuestro blog
  • Mejorar el linkbuilding con otras webs y blogs

Tampoco podemos olvidarnos de actuar en el SEO local de nuestra empresa (si no estás dado de alta en Google My Business, ¿a qué esperas?) y, quizá, decidir seguir una estrategia de Long Tail. ¿Eh? ¿Qué es eso?

Imagina que has decidido crear una web de reservas de spas (hoy necesito relax, permíteme) en Barcelona. Siento decirte que si te posicionas así tal cual, no vas a aparecer en las primeras páginas de resultados de Google hasta que el mundo toque a su fin: la competencia es brutal. Y solo te traerá disgustos. Ahora bien, ¿por qué no tratar de posicionarte utilizando frases de keywords, mucho más precisas y sin tanta competencia? El tráfico que llegue a tu web o blog será menor, pero convertirá mejor, porque le estarás dando lo que busca realmente.

Un consejo: para encontrar tus keywords, sigas o no este tipo de estrategia, utiliza el Planificador de palabras clave de Adwords y verás la luz al final del túnel. 😉

Web

Y con esto acabo, que me voy por los cerros de Úbeda…

Un desconocido, que puede convertirse en potencial cliente, ha llegado a tu web. A este respecto, me viene a la mente una cita que escuché una vez y que dice así:

“Una bonita cara es una buena carta de presentación, pero no una garantía de éxito”

¿Conclusión? Optimízala, añade más imágenes, e incluso vídeo, elimina texto, ten en cuenta las landing pages (páginas de destino, donde llega el usuario)… En definitiva, conviértela en un imán sin escapatoria para que ese usuario, sin nombre ni apellido, se convierta en tu cliente.

¿Aceptas el reto que te propone el Inbound Marketing? 😉

Continuará…

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.