Cómo Runtastic consigue retener a los usuarios de su app

Crea algo tan significativo que a tus usuarios les cueste imaginarse la vida sin ello” así de contundente se mostró Stephanie Peterson, VP Maketing & Strategic Communicacions en Runtastic, una de las apps líderes dedicadas al deporte del running, fitness o ciclismo, durante la segunda edición del Woman in Mobile que se celebró hace unas semanas en Barcelona y que se centró este año en la retención de los usuarios de aplicaciones móviles.

Y es que retener a quienes se descargan una app no es tarea fácil, ya que según estudios, entre un 80% y 90% de las aplicaciones descargadas en dispositivos móviles solamente se abren una vez para después desinstalarse o coger ‘polvo’ en la memoria de los smartphones. Los expertos coinciden en que en el mundo de las aplicaciones, la retención es la medida más importante hoy en día para medir cuán valiosa es una app a ojos de los consumidores. Y para ello hay que medir, evaluar el número de descargas que tiene una app, pero también cuántos usuarios la utilizan más de una vez, solamente así es se puede saber qué se está haciendo bien o mal y cómo perfeccionarlo o corregirlo.

En esto Runtastic dio en el clavo cuando en 2014 cambió su enfoque centrado al principio en la descarga de la aplicación, a otro basado en la experiencia del usuario, en convertir a Runtastic en cómplice y partícipe de los éxitos que el usuario va consiguiendo. Esto fue posible gracias al análisis de los datos en beneficio de los usuarios, en conocerlos para ofrecerlos siempre algo mejor, en hacerles felices. Con esto consiguió afianzar la relación con el usuario e implicarlos en el desarrollo del producto y conectarlos con la marca para que sientan un compromiso hacia ella. Si sienten que forman parte de ella, si sienten que cada vez les estás ofreciendo lo que ellos querían, ¿por qué van a querer marcharse?

En uno de nuestros artículos anteriores, ya os hablamos de la importancia de trabajar diariamente la UX, user experience, la experiencia que vive el usuario cuando utiliza una app, y también la UI, user interface, o con qué se encuentra el usuario cuando llega a nuestra web, cómo la percibe. Para conseguir enamorar al usuario no hay que dejar nunca de testear y analizar, testear y analizar y volver a testear. Es quizás la única manera, como dijo Stephanie en la keynote, de “comunicar de forma correcta” y llegar a tener una relación duradera con los usuarios.

Para que esa relación tenga futuro, ambas partes tienen que sentirse beneficiadas. El usuario debe sentir que la app se compromete y preocupa por sus éxitos y le ayudará a mejorar día tras día para obtener un beneficio. Y Runtastic en este caso tiene que sentir también ese compromiso de sus clientes y, por supuesto, monetizar la aplicación. Además, y como subraya Stephanie, es imprescindible anticiparse a las necesidades de los usuarios y no abusar del spam, “menos es más”, apuntó. Hay que huir de los textos largos que nadie lee y enfocarlo al canal para el que está hecho, una pantalla móvil requiere de textos cortos, concisos y directos que capten la atención.

runtastic-2-mobile

Pero para que una app triunfe, tiene que ir más allá de ofrecer un mero producto. En el caso de Runtastic, ésta quiere convertirse en un amigo del usuario, en su entrenador, en la persona que le motiva cada día a seguir entrenando y superándose. Y eso se consigue, por ejemplo, ofreciendo contenidos únicos y atractivos que mantengan al usuario interesado y comprometido con la aplicación, ofreciendo novedades interesantes, notificaciones push atractivas y que aporten valor, manteniendo el feedback constante con el usuario, resolver sus dudas, etc. Y no nos olvidemos de la presencia imprescindible de las redes sociales. Aunque ya comentamos que no es necesario estar en todas, sí son una buena manera da apoyar los mensajes de tu app, interactuar con los usuarios, resolver dudas o problemas que puedan surgir o recaptar nuevas ideas.

Como ya venimos diciendo, el reto no es que los usuarios se instalen la app, sino que la sigan utilizando día tras día y actualicen nuevas versiones hasta que llegue a convertirse en imprescindible. Pero amigos, hay que tener en cuenta que todo esto no puede llevarse a cabo sin un PLAN, con mayúsculas. Cualquier acción que se haga dentro de la app tiene que tener un sentido, un objetivo, una metodología, un análisis previo y una monitorización posterior posterior de los resultados.

Sin un plan estamos perdidos y la app corre el riesgo (enorme) de irse a la deriva, perderse y finalmente morir. Así que lo primordial es aclarar las ideas, establecer un planning y… ¡Pasar a la acción!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.